Cómo ahorrar en calefacción

  • La cocina a 20ºC, el comedor a 22ºC y el dormitorio a 19ºC. Una de las claves para controlar el gasto energético y ahorrar en calefacción, a la vez que aumentamos el confort en nuestros hogares, pasa por zonificar la calefacción y optimizar las temperaturas en función del momento del día.

 

Cuando volvemos de las vacaciones, en pleno optimismo, tendemos a pensar que controlar los gastos va a ser fácil. Como dejaremos de lado los excesos de los viajes, salir a restaurantes o las salidas nocturnas del verano, será sencillo. Pero, llega el otoño y con la caída de las hojas y el frío… . Esto nos pone en nuestro sitio y nos hace preguntarnos: ¿cuánto nos vamos a gastar este año en calefacción?. Sin duda, ahorrar en calefacción resulta una de los retos domésticos más interesantes en la economía familiar.

Administrar y racionalizar el uso de la calefaccion en la temprada de frío, resulta clave.  No sólo para ahorrar dinero y aumentar el confort, sino por reducción de la contaminación y eficiencia energética para optimizar el consumo. Desde nuestra óptica en la “smarthome experience”, creemos que zonificar la calefacción por cada estancia en nuestro hogar y regular las temperaturas según horarios, presencia, hábitos… resulta clave para hacer un uso inteligente de la calefacción. No importa el sistema de calefacción que tengamos instalado, (radiadores eléctricos o de agua, aire, suelo radiante…). Separando las estancias de la vivienda por zonas, según la tendencia de uso diario y la actividad nos pueden suponer importantes ahorros energéticos. Con esta zonificacion de nuestra calefacción, podremos calentar la cocina a 20ºC mientras que el comedor puede estar a 22ºC y los dormitorios a 19ºC hasta una determinada franja horaria.

En definitiva se trata de adaptar las estancias de nuestra vivienda a nuestros hábitos, y de esta forma reducir los gastos domésticos. Subir la temperatura del baño cuando nos duchamos o durante el baño de los niños, bajar la calefacción de las habitaciones vacías o apagarla totalmente cuando se limpia o ventila la casa… Estas son funcionalidades ofrecidas por la zonificación de la calefacción. Coordinadas por la domótica pueden ser aún más eficientes y dotar de esa inteligencia a nuestras viviendas. La smarthome experience se puede aplicar con cabeza para para ahorrar en calefacción.

ahorrar en calefacción

ahorrar en calefacción

Ahorrar en calefacción

Las soluciones de domótica pueden ser concebidas para que de forma automática en función de hábitos y costumbres, calendarios…. Asi como geoposición y/o presencia física ayudan a la gestion de la temperatura. El tiempo que se tarda en alcanzar la temperatura de confort, calendario o la detección de presencia en las estancias influyen al mismo tiempo en el comportamiento de la casa, haciendo que el sistema se adapte a las necesidades de cada momento.

La domotica en general permite conocer la inercia del sistema de calefacción o aire acondicionado y permite optimizar su funcionamiento para ofrecer el mejor confort, al mejor precio.  Por supuesto, podemos usar la información que proporcionan los servicios meteorológicos de internet, previendo un comportamiento en base a esto. Además, en cualquier momento se puede manejar manualmente a través de la app desde un smartphone, tablet u ordenador si se requiere de más o menos temperatura.

Aunque disponemos de muchas más pautas para dotar de inteligencia a nuestra casa, ademas de controlar mas cosas aparte de la calefacción, entre las funciones más destacadas de la domótica Z-Wave se encuentran el control remoto mediante app, protección antihielo (para proteger instalaciones ante eventuales heladas), temporizadores (para calentar estancias más rápido) o detección de presencia (si se está en una habitación, mantenemos la temperatura, sea cuál sea la programación establecida).

Si le interesa este tipo de ventajas y quiere aproximarse a su promia experiencia de casa inteligente, no dude en contactar con nosotros para ponerle en contacto con los profesionales adecuados.

Compártelo!